Presentación

Los Caravasares eran lugares repartidos por la ruta de la seda que servían de refugio y descanso a los viajeros en su camino desde Europa Oriental hasta los confines de Asia. Allí se reunían personajes de diferentes culturas y se intercambiaban sus historias tras largos viajes. Imagino a los animales descansando mientras a la luz de fuego se narraban aventuras fantásticas, vivencias y reflexiones traídas de medio mundo.

Mi propio Caravasar es mi humilde refugio donde cuento lo que deparan mis viajes y experiencias. Seguramente no serán textos muy brillantes, tan solo surgen de la necesidad de contarlas para que no se pierdan en un simple recuerdo personal.

Bienvenidos a mi Caravasar, ¡pónganse cómodos!.